Factura Electrónica Panamá

 

 

FACTURA ELECTRÓNICA PANAMÁ

 

Sabias que por medio de la resolución 201- 0235 del 11 de enero de 2018 se autoriza el uso de la factura electrónica en Panamá, por ahora, exclusivamente para las empresas que participarán en el Plan Piloto, quienes, por el giro, volumen o naturaleza de sus actividades comerciales, requieran de este sistema de facturación.

Actualmente se está desarrollando un plan de acción a través del cual, se pretende sustituir el sistema tradicional generando ahorros entre 20% y 80% de los costos relacionados a la impresión de factura, reduciendo el incumplimiento y fraude fiscal, además de contribuir al cuidado del medio ambiente.

A través de la Resolución 201- 0967 del 2 de febrero de 2018 se listan las empresas autorizadas para el uso de Factura Electrónica en Panamá dentro del Plan Piloto y se publicó la ficha técnica de acuerdo a lo dispuesto en la resolución 201-0235.

Muchas han sido las interrogantes acerca de la base legal y la validez jurídica de la factura electrónica como un nuevo método alternativo a los equipos fiscales que se utilizan en la actualidad.  A continuación, desglosaremos varios aspectos importantes acerca de este tema:

Comencemos explicando la base legal en Panamá de la factura electrónica, su génesis y cómo llegamos a considerar utilizar este sistema de facturación:

Observamos la definición de factura electrónica en la Ley 51 de 22 de julio de 2008  y sus reformas mediante la Ley 82 de 2012 y posterior reglamentación mediante la Resolución 684 de 2013 en la cual se regularon los documentos y firmas electrónicas, así como la prestación de servicios de almacenamiento tecnológico de documentos y la certificación de firma.   Como es de notar la factura electrónica no era el foco principal, sin embargo se definió como: ´´Documento electrónico mediante el cual se deja constancia de la realización de la venta de bienes o de la prestación de servicios por parte de un prestador de servicios comerciales por medios electrónicos  y que, a la vez , permite dar validez tributaria a operaciones comerciales efectuadas´´. 

Una reciente definición lo más adaptada a la realidad jurídica del momento la encontramos en la Resolución 201- 0235 del 11 de Enero de 2018:

Factura Electrónica FE: Documento electrónico, de existencia puramente digital, mediante el cual, se deja constancia y respalda operaciones involucrando bienes y/o servicios, emitido a través de medios electrónicos, que permite dar validez tributaria a operaciones comerciales efectuadas, el cual será firmado electrónicamente, validado por la Dirección General de Ingresos y prestará mérito ejecutivo.

En la misma Ley 51 de 2008 se modificó el artículo 71 del Código de Comercio de Panamá abriendo el camino a los primeros avances a lo que vendría, siendo un paso importante en la modernización del sistema de facturación actual, para lo cual se agregó lo siguiente: … ´´Cuando se trate de operaciones comerciales realizadas a través de Internet, el comerciante estará obligado a emitir constancia de los términos de la oferta o facturas electrónicas, que puedan ser impresas y en los términos y condiciones que para tal efecto determine el Estado a través de la institución correspondiente.

La factura electrónica deberá ser emitida en los términos y condiciones que determine el Estado, a través de la Dirección General de Ingresos y prestará mérito ejecutivo´´. 

Desde el año 2016 hemos venido escuchando la implementación de un sistema de facturación electrónica que hoy esta por convertirse en una realidad. 

En cuanto la validez jurídica de la factura electrónica, al tratarse según su definición de un documento electrónico cuenta con el sustento legal amparado por el artículo 4 de la Ley 51 de 2008 y reformada por la Ley 82 de 2012: 

Articulo 4 ´´Cuando la ley requiera que la información conste en un documento escrito, se le reconocerá validez, efectos jurídicos y fuerza obligatoria a los actos, poderes y contratos y a todo documento que haya sido otorgado o recibido a través de mensajes de datos, de conformidad con esta Ley y sus reglamentos, siempre que la información que este contiene sea accesible para su posterior consulta.´´ 

Cabe resaltar que la autorización de uso de la factura electrónica solo fue concedida a empresas que estuvieron interesadas a participar de manera voluntaria del Plan Piloto por medio de las reuniones que se llevaron a cabo durante el año 2017. 

A pesar de los beneficios que desde ya se mencionan, es necesario esperar los resultados de esta fase y los cambios que puedan surgir para poder opinar sobre el funcionamiento en la práctica de este novedoso sistema de facturación.

Es nuestra opinión la implementación de la factura electrónica será de gran beneficio para Panamá y más cuando se da en un época donde la tecnología marca las pautas a seguir 

 

Para mayor consulta del lector, en cuanto a la implementación de la Factura Electrónica en Panamá, puede contactarnos a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o llamando al (507) 282-7398.